HOMBRES MALTRADOS POR LA MUJER

Siempre ha sido y será importante hablar del abuso verbal y físico.

El abuso contra la mujer es un tema muy recurrente, pues tristemente es muy frecuente. Cuando pensamos en abuso siempre tendemos a pensar en nosotras mismas, en las mujeres abusadas, en el daño que a los hijos se les hace, y las consecuencias que ello conlleva…

Pero aunque no sea tan notable, y se hable en voz baja de ello, también es algo que puede sucederles a los hombres.

Hoy trataremos de ser sinceras con nosotras mismas, si es necesario intentaremos reconocer nuestras fallas como mujeres, como madres y como esposas. Hoy hablaremos con el corazón en la mano acerca de otra clase de victimas, de nuestras propias victimas, hablaremos del HOMBRE.

El hombre abusado que se calla y lo guarda celosamente porque es el “sexo fuerte”, porque no le es posible admitir que está siendo abusado a manos de su esposa o novia, a manos de una mujer, a manos del “sexo débil”.

Se dan muchas historias que quedan en el anonimato, en la sombra, muchas veces con gritos silenciosos que no se atreven a salir porque vienen de un corazón masculino, de un corazón de hombre que está siendo abusado psicológicamente y muchas veces también físicamente.
Muchas de esos abusos se dan enfrente de los hijos, a los que él se niega a abandonar en manos de una mujer que no puede o no quiere controlar sus impulsos,  que descarga su descontento con maltratos verbales e incluso físicos.

Muchas mujeres se quedan sin su esposo, sin un trabajo, y solas sin saber que hacer; esperando que un día de buena estrella el ingrato regrese, pero el caso que hoy nos concierne es el otro lado de la moneda: el hombre que está pasando exactamente por lo mismo. Si pudiésemos tocar el corazón de un hombre que está siendo abusado nos daríamos cuenta que el corazón de un hombre abusado sufre. Sufre como el tuyo mujer que no haces ni quieres hacer conciencia del daño que le haces a tu esposo, a tus hijos, y a ti misma.

Bien es cierto que los números de mujeres abusadas por parte del hombre superan en mucho al de hombres maltratados por sus mujeres, pero debemos admitir que también hay hombres, dedicados a su hogar, trabajando para su familia que no son apreciados,  no son valorados, y además sufren de alguna forma de abuso, y más aun debemos admitir que ellos prefieren quedarse callados, que muy raras veces hablan o denuncian a la mujer, por las razones que sean prefieren quedarse callados y no pasar por la “vergüenza” de admitir que son dominados, controlados y abusados.

El abuso doméstico es una aberración, en cualquiera de los dos cónyuges y no se debe tolerar. ¿Por qué permitir a nuestros hijos pasar por traumas innecesarios, presenciando esta forma de vivir? Creo que en nuestras manos está el poder evitar las inconsistencias de un hogar incompatible, de enojos, tristezas, soledades y llantos.

¿No es mejor la separación?
¿No debería el hombre que está sufriendo de abuso, al igual que la mujer, separarse y evitar así un trauma duradero y marcas imborrables a nuestros hijos?

¿Nos das tu opinión valiente y sincera de mujer?

Con el mismo cariño de siempre:
Amanecer cautiva del amor


RECOPILADO POR SEGURO444

 

 

Viernes 1 mayo 2009 REGALOS QUE SE DEBEN RECHAZAR . Muchas veces en la vida recibimos regalos que no necesitamos, pero nos vemos con la obligación de recibirlos porque son eso: regalos. He estado pensando que en nuestra vida también recibimos muchos regalos gratuitos que sólo nos hacen sufrir… Pero hay una gran diferencia, porque eso sí: los podemos rechazar Por ejemplo: Si alguien me da rencores, malas ondas, maltrato, o desprecio… soy yo quien tiene la capacidad de recibirlo o rechazarlo en mi vida, sobre mi vida decido yo. ¡Cuántas veces nos quejamos de nuestra vida por no ser lo que queremos, porque nuestra pareja nos ridiculiza, nos maltrata, nos dice cosas que nos hieren, nos hacen sentir físicamente mal y que todos los defectos los tenemos nosotras! Pero… ¿Tengo la obligación de recibir todos esos insultos? Pues no amigas, no. Si algo te molesta, háblalo. Si te hacen sentir tu autoestima rodar por los suelos no lo aceptes, no estás obligada a recibirlo, no tienes porqué recibir lo que no quieres. No. Ya has aprendido a amar, aceptarte, y a elegir lo que a ti te gusta… Ahora es tiempo de cambiar las cosas, no uses nada que te pueda destruir. Al contrario: sal a la calle dispuesta a conquistar a todo el mundo con una sonrisa amable, ve a las tiendas, habla con las dependientes, pregunta qué se está llevando esta temporada, regalate a ti misma cosas que deseas, no esperes a que tu pareja o lo que tienes cerca de ti te diga cosas amables, eso no pasará… En mi caso, cuando alguien intenta ofenderme o me dice algo desagradable me está ofreciendo algo, en este caso una emoción de rabia y rencor, que puedo decidir no aceptar. Y no lo acepto, sólo quiero cosas positivas en mi vida. No aceptes regalos que no deseas, cuando quieran convertir tu tranquila vida en un infierno ¡no lo aceptes! Recuerda que eres mujer, eres un privilegio de Dios, eres un ser único, ámate, regalate buenas cosas para tu vida, agradece por cada día que Dios te regala. Cada día en todo momento, tú puedes escoger qué emociones o sentimientos quieres poner en tu corazón. Lo que elijas lo tendrás hasta que tú decidas cambiarlo. Es tan grande la libertad que nos da la vida que hasta tenemos la opción de amargarnos o ser felices. No aceptes regalos que no deseas. Las quiero mucho. Shoshan recopilado por seguro444 por seguro444 publicado en: amor