MOTIVOS DE SEPARACION

 

Todos lo sabemos y lo hemos escuchado. Las parejas de hoy casi no perduran y el promedio de divorcios o separaciones va siempre en aumento

Una relación de pareja se rompe por muchas causas, sin embargo podemos mencionar siete que son las más recurrentes y las más generalizadas. Esto no indica que sean las únicas causas por las que el amor se acaba, no obstante cabe mencionarlas para que todas las conozcamos y tratemos de prevenir esa ruptura a tiempo, o al menos realizarla teniendo claras las posibles razones por las que nos estamos separando.

Primero diremos que entre más joven es la pareja que se une, menos posibilidades tiene de mantenerse unida, esto porque generalmente la decisión de convivir se ha tomado a la ligereza o no se contaba con la madurez suficiente para adquirir un verdadero compromiso, aunque claro siempre hay casos que sorprenden, y tampoco debe creerse que es la regla.

Relacionado con lo anterior, se encuentra la madurez, que a veces no depende de la edad sino de la preparación emocional y mental que tenga la persona para vivir en pareja. Muchas veces, el que no posee la madurez suficiente, se comporta de forma infantil, reacciona con caprichos, es inconstante, e insegura, por lo que es mejor esperar para consolidar la relación o no permanecer con ella.

Igualmente, personas egoístas, incapaces de pensar en las necesidades de los demás terminan por acabar con sus relaciones ya sea porque el otro sufre mucho, o incluso porque ellos mismos deciden experimentar algo nuevo.

 

La falta de comunicación, de confianza y respeto también es otro causante de los rompimientos de pareja, pues el amor no se puede sostener si no están estos ingredientes presentes. Es necesario fomentar el intercambio de ideas, sentimientos y emociones, para que puede generarse un clima de intimidad donde el amor pueda crecer rebozante.

La rutina o monotonía es enemigo de cualquier relación duradera, pues por más sentimientos que se puedan tener por alguien, si nos termina por aburrir, nada salvará esa pareja. Por ello, evita caer en la falta de espontaneidad y trata de mantener la ilusión que en un momento los unió, pues la rutina provoca desinterés, apatía y por último acaba con el amor.

Si nuestro compañero nos molesta mucho o tiene alguna característica que nos resulta imposible de tolerar, debes saber que no puedes engañarte, la gente no cambia a pedido de los otros o para complacer a los demás, es más ni siquiera lo hace conscientemente sino que va cambiando conforma la experiencia que vaya adquiriendo. Por ello, la sinceridad es muy importante, debemos ser lo más honestos que podamos para que nuestra pareja no se lleve sorpresas y nos quiera tal como somos. Sino la decepción llega y esta otra de las causas más comunes para las rupturas.

En fin toma en cuenta lo anterior, y no olvides que lo más importante es estar segura de tus sentimientos, si tienes dudas, es mejor esperar para no caer en un mar de incertidumbre y provocarte a ti misma y a los demás dolores innecesarios. La ruptura por más que sepamos que es lo mejor, siempre duele.