Hoy vamos a tratar amigas queridas,
un temita bien lindo e interesante como igual desestresante, con el ánimo de darnos cuenta aquí y ahora, cuán importante resulta poner atención a nuestras manos diariamente:

 

Nuestras uñas… ¿cómo llevarlas?   La mujer por naturaleza, siempre tiene sus manos muy lindas: Delgadas o gorditas, blancas o morenitas, chiquitas o de pianista (jajaja). ¿Cómo son las manos de una, o de un pianista?… Pues con dedos largos y muy hábiles para tocar el piano y con él… ¡El alma!


Nuestras manos no son exigentes, se conforman a veces con un poquito de agua, jabón, cremita y cariño.Usa bien el esmalte de uñas. ¡Ah!… pero nuestras uñitas queridas si son muy exigentes: “Hey, déjanos crecer”, “No nos cortes demasiado, duele”, “Ay, me lastimaste la cutícula”, “Nos vemos más bonitas con aquel otro color”, “No te rasques con nosotras, nos llenas de bichitos”, “No escribas tan rápido en el teclado, nos vamos a quebrar”, “Sácame la basurita, me veo sucia”, “Límame despacio, me vas a sangrar”, etc.

No es fácil tener contentas a nuestras amadas uñas, a veces tan frágiles y delicadas, que al menor apachurrón, ya están reclamando su atención. Ninguna quiere lucir menos hermosa que la otra, son celosas y engreídas, chocantes en general… ¡Pero divinas!

Uñas, esmalte, manos, manicura Cuando una uña de las manos falla o falta, las otras se molestan: “Nos haces ver feas a todas, no se vale”, “Te dije que tuvieras cuidado”, “Tú te ves más grande y larga que yo, agáchate tantito”, “A ti te ponen más atención que a mí”, “Noooo; ese corta uñas nó, mejor con tijeritas”, “Nos arde esa acetona, mejor cómpranos un quitaesmalte de calidad, nos lo merecemos”… ¡Puf!, sí que son latositas nuestras queridas uñas, ¿Quién las entiende?

A algunas mujeres les gusta usar uñas de acrílico o de cristal, se gastan fortunas en mantenerlas impecables, otras las prefieren naturales, aunque para lograr tenerlas largas tengan que permanecer toda la noche, soportando el olor a ajos frotados en sus dedos, para estimular el crecimiento.

Otras mujeres estilan sus uñas cortitas y sin mucho esmalte, (especialmente las profesionales de la medicina y la salud), pero igual todas lucen muy hermosas cuando se les atiende con amor.

¿Pero qué decir de las uñas de los pies?… Pedicura¡También reclaman lucir coquetonas y hermosas!… no se quieren quedar atrás ni abajo, aunque permanezcan siempre sobre el suelo.
Estas no son tan exigentes como las del cielo, se conforman con una buena pedicura (pedicure) normalito pero formal cada 8 o 15 días… ¡Ah!, pero exigen a su dueña, usar zapatillas o sandalias de colores llamativos, abiertas y bien ventiladas… ¡Les encanta respirar, aman la libertad y hasta ver el sol!

Manicura Amigas queridas:
¿A vuestras uñas no les gusta ver el sol?
¡A las mías les encanta! y hasta me gusta pintarlas de cielo, de luz y de amor.

Opinemos pues, de nuestras uñas largas o cortas, amigas.
¿Les parece?
Mis respetos y cariño,
Doral.

 
 
 
Esto es algo que no se enseña en los colegios, y pese haberlo visto en las películas miles de veces, la verdad es que no vienen mal algunas pistas que ayuden a dar un buen beso de amor (el llamado beso francés). Aunque recuerda que el mejor consejo para besar es que lo sientas de verdad y seas tu mismo, tal como eres. Si se trata de tu primer beso, mira la página primer beso y después vuelves aquí

Los pasos para besar bien:

1. Humedécete los labios. Los labios secos no se mueven bien. Es mejor tenerlos húmedos se moverán y deslizarán con más suavidad. Así que si vas a besar discretamente humedécetelos.

2. Inclina tu cabeza. Una leve inclinación de la cabeza hacia un lado evitará en encuentro nariz con nariz y permitirá dar un beso con más facilidad y con mayor "profundidad". Intenta evitar inclinar la cabeza al mismo lado que tu pareja

3. Cierra tus ojos. Conforme te aproximes para besar a tu pareja mírala a los ojos, pero una vez que estas cerca de su boca cierra tus ojos.

 

 

4. Empieza con un suave beso con boca cerrada. El beso francés es un beso con boca abierta, pero no tengas prisa, no arremetas de entrada de forma brusca. Empieza abriendo tus labios muy lentamente, recreate en la suavidad y ternura de un beso.


5. Disfruta de los labios de tu pareja. Besar debe ser una decisión compartida: necesitas saber si tu pareja quiere un beso francés sin preguntarlo. Es el movimiento de tus labios la forma de preguntárselo. Abre un poco tus labios lentamente y disfruta de los labios de tu pareja. Busca y rebusca sus labios, roza un poco tu lengua con sus labios. Esa es la señal de que deseas un beso francés. Si la lengua de tu pareja no responde de la misma manera o hace ademán de retirarse, quizás debas dejar el beso francés para otro momento mejor... Si responde, pasa al siguiente paso.


6. Explora con tu lengua. Si tu pareja da muestras de gustarle el beso con boca abierta, lentamente abre tu boca un poco más y suavemente empuja tu lengua un poco más hacia dentro en su boca. La lengua es muy sensible, así que el mero hecho de tocar la lengua de tu pareja será muy placentero y estimulante para los dos. No metas tu lengua demasiado dentro de su boca, juega suavemente con su lengua.

7.Besa lentamente. Para disfrutar un beso francés debes ir con lentitud, sin prisas. Tómate tiempo para explorar la lengua de tu pareja.

8. Hazlo diferente. Una vez que te sientas confortable besando a alguien es tentador hacer siempre lo mismo. Añade variedad, mezcla cosas. Por ejemplo, algunas veces besa más profundamente, otras veces presta más atención a los labios que a la lengua, o al revés, explora los deseos, los tiempos y los ritmos de tu pareja en el arte de besar...

9. Aprende el lenguaje del beso de tu pareja. Cada persona besa de forma diferente, y cada persona disfruta con diferentes formas de besar. No hay sólo una única forma "adecuada" de besar. Lo que separa a los buenos besadores de los malos es la habilidad de los primeros para leer el lenguaje del cuerpo de su pareja. Intenta identificar "pistas" en la forma de besar de tu pareja que te lleven a hacerle disfrutar del beso. Sus suspiros o gemidos o la devolución del beso con mayor intensidad, son parte de ese lenguaje. Aprende las señales de tu pareja.

10. Desarrolla tu propio estilo. Un buen beso francés, como cualquier buen beso requiere practica. Los harás mejor cuanto más beses. Cuanto mas beses a una persona, más confortable te sentirás besándola y ello te permitirá desarrollar un estilo propio que os guste a los dos.

Técnicas y consejos para besar bien

  • Respirar bien. Es un error no tratar de respirar. Si respiras normalmente podrás relajarte más, disfrutar y hacer disfrutar más. Respira a través de la nariz y mantén un ritmo normal.
  • Refresca tu aliento. No puedes tener mal aliento cuando vas a besar. Recuerda que el beso francés tu boca estará abierta, por tanto cuida de tener un buen aliento fresco. practica la higiene dental, Leva pastillas o chiche de menta. Evita comidas que dejen sabor fuerte o residuos (ajo, cebollas, leche...)
  • Intenta no chocar los dientes durante el beso.
  • Sé una parte activa. tanto para lo que te gusta como para lo que no te agrada.
  • Duración del beso. No hay reglas que digan lo que debe durar un beso. Si no te sientes confortable con el beso, córtalo, ver Saber decir no; de los contrario, si lo estás disfrutando trata de compartirlo hasta un final común... Es mejor separarse a la vez...
  • Usar las manos. Las manos son importantes, pueden hacer un beso más romántico. Puedes coger suavemente su cara, sus mejillas, su cuello, su pelo, abrazar su cuerpo, coger sus manos, pero intenta hacer algo, de lo contrario no te meterás dentro del beso... Las manos pueden ayudar mucho.
  • Hablar de ello. No te cortes, habla con tu pareja de esto. Comenta lo que te gusta y lo que no.
  • La técnica es sólo una parte. Esto es muy importante. Besar no es sólo una cuestión de "técnica". Si te gusta una persona que te hace florecer los más bellos sentimientos el beso más espontáneo y torpe puede convertirse en el beso más bello, en el mejor beso. Sólo una pareja que para ti es especial puede hacer un beso mágico.
  • Besar es cosa de dos. El beso perfecto, el beso de ensueño es cosa de dos. No hay beso especial si no es cosa de dos... Así que a ¡emplearse a fondo! Suerte

si te gusto este articulo dimelo.

  UN BANQUETE DE MUJER.

16 DE MARZO AUTORA DORAL.

Un banquete de mujer En este mundo tradicionalista en que nos ha tocado vivir, encontramos que nunca como hasta ahora, había sido tan difícil ser mujer y cumplir todos los roles que nos han sido asignados por la naturaleza humana, sin tener que estresarnos tanto. Encontramos que todo a nuestro alrededor está mal, y que no sabemos qué va a pasar al día siguiente: “Ya no alcanzan para nada los dineros”, “La vida parece ir más de prisa”, “No tenemos tiempo para nosotras mismas”, “Cada día hay más quehaceres y más exigencias, mayores retos y más reclamos” “La publicidad bombardea nuestros hogares a través de la radio, la prensa y la televisión”, “Los gobiernos nos tienen hasta la coronilla con sus impuestos” y “Las cosas cuestan cada día más” etc.

Muchas mujeres piensan que la vida no puede seguir así, y que sus vidas ya son insostenibles e insoportables, y que no hay solución posible para sus problemas femeninos. Otras piensan que hasta sería una  suerte morir.

Pero al revisar la historia, vemos que el mundo siempre ha tenido problemas, y que esos problemas no incumben solamente a la mujer, sino al ser humano en general, y que la vida es un reto para (hombres y mujeres), resolver dificultades y seguir adelante.

En este aspecto, considero muy importante reflexionar sobre un pensamiento del profundo pensador Ralp Waldo Emerson, que en una ocasión dijo la célebre frase:

- “La Vida es un Banquete para los Sabios” -

No dijo que la vida era un banquete para los ricos ni para los poderosos, sino para los sabios, porque hay ricos que no son sabios, y su vida es infeliz, y hay poderosos que no son sabios, y su vida es una continua angustia y un infierno, por eso es preciso que seamos todos sabios para que hagamos de nuestra vida un banquete, especialmente si se es mujer.

Y ser una mujer sabia, implica abrir las manos, el corazón y no ser egoísta, es saber ayudar a los demás, aún cuando te esté yendo mal. Ser una mujer sabia es saber cultivar a las(os) amigas(os), es ser noble y servicial, aún cuando te traten mal, y así tener la capacidad de alegrarnos, sí; de alegrarnos cada mañana al ver salir el sol, de alegrarnos al ver la sonrisa de nuestros hijos, la satisfacción de nuestra familia, el orgullo de nuestro señor esposo, y de ser felices por tener la oportunidad de vivir para servir, un día más y siempre decir: “Gracias Dios mío, ayúdame para que cada día tenga más entusiasmo, más fuerzas, más entereza, más comprensión, más confianza, más fe y pueda ayudar a quienes me rodean y se acercan a mí, y así pueda seguir mi camino y cumplir con tu voluntad”.

Por eso y por muchas cosas más amigas y hermanas queridas, busquemos la sabiduría propia y aprendamos a ser mujeres sabias para hacer de nuestra vida cotidiana… ¡Un banquete de mujer!

Con mis respetos y cariño siempre,
Doral